La pronunciación correcta implica decir bien las palabras. Supone 1) articularlas con los sonidos adecuados, 2) pronunciar con mayor intensidad la sílaba que corresponda y 3) en muchos idiomas, tomar en consideración los signos diacríticos.

En lo que se refiere a la pronunciación, deben tenerse en cuenta varios aspectos. Por una parte, la precisión exagerada puede parecer artificial e incluso pedante, al igual que las pronunciaciones que ya no son de uso general. Con ellas solo se lograría centrar la atención en uno mismo. Por otra parte, conviene no irse al otro extremo y hablar de forma descuidada.

En el habla cotidiana, por lo general es preferible utilizar palabras con las que estamos familiarizados, las cuales no suelen ofrecer problemas de pronunciación. No obstante, cuando leemos en voz alta, podemos encontrarnos términos que no son de uso frecuente. Por consiguiente, es importante que leamos con precisión y que no empañemos nuestro mensaje con una mala pronunciación.

Recuerde, la pronunciación correcta confiere dignidad a la enseñanza y hace que el oyente centre la atención en esta, y no en los errores de dicción.
96 likes
  • nandsnapLa pronunciación correcta implica decir bien las palabras. Supone 1) articularlas con los sonidos adecuados, 2) pronunciar con mayor intensidad la sílaba que corresponda y 3) en muchos idiomas, tomar en consideración los signos diacríticos.

    En lo que se refiere a la pronunciación, deben tenerse en cuenta varios aspectos. Por una parte, la precisión exagerada puede parecer artificial e incluso pedante, al igual que las pronunciaciones que ya no son de uso general. Con ellas solo se lograría centrar la atención en uno mismo. Por otra parte, conviene no irse al otro extremo y hablar de forma descuidada.

    En el habla cotidiana, por lo general es preferible utilizar palabras con las que estamos familiarizados, las cuales no suelen ofrecer problemas de pronunciación. No obstante, cuando leemos en voz alta, podemos encontrarnos términos que no son de uso frecuente. Por consiguiente, es importante que leamos con precisión y que no empañemos nuestro mensaje con una mala pronunciación.

    Recuerde, la pronunciación correcta confiere dignidad a la enseñanza y hace que el oyente centre la atención en esta, y no en los errores de dicción.

Log in to like or comment.