Mi anterior #perra, #Mina, era cruce de #PPP. La tenía ya cuando salió la famosa y regulera (por no decir otra cosa) normativa respecto a estos #perros. El psicotécnico que me hicieron para conseguir la licencia fue una risa. Me miró la fuerza en las manos y punto. Cuando pregunté si no me iba a hacer un test o alguna otra prueba, el tipo me contestó: "no hace falta, ya se te ve que eres buena persona". Y a pagar y a otra cosa. Que los sitios que emitan las licencias para tener #perrospotencialmentepeligrosos y armas de fuego, esos en los que se renueva el permiso de conducir, funcionen así es una triste broma. ¿A quién se le ocurrió ese modelo en el que cuanto peor hagan su trabajo, más clientes tendrán?