“Como miembros de una democracia debemos aceptar los resultados electorales, a pesar de que el voto popular lo ganó la candidata Hillary Clinton, aunque, el sistema electoral de Estados Unidos funciona con el resultado de quien gane la mayoría de los colegios electorales de cada estado. Definitivamente este es el reflejo de un país dividido, pero es también algo que nos debe de motivar para seguir luchando por los valores en los que creemos y que nos identifican como comunidad Hispana. Aunque no debemos de esperar un cambio radical, si debemos de estar atentos a los planes del nuevo presidente Trump y seguir de manera respetuosa defendiendo nuestros derechos tal y como lo afirmó la exsecretaria de estado Hillary Clinton durante su discurso el miércoles. Sigo pensando que Estados Unidos es un país maravilloso y que son más las cosas que nos unen que las que nos dividen”.