Cuando Héctor Rodríguez sube a la tribuna de oradores, Julio Borges sube y algo le dice a Henry Ramos Allup. Rodríguez entra en la dinámica retórica propuesta por la oposición y comienza repasando la intervención de William Dávila para reprochar luego el momento en que la directiva sacó los pendones con la imagen Hugo Chávez y del rostro en 3D de Simón Bolívar para sustituirlos por el Bolívar a cuerpo entero que hay ahora en los espacios abiertos.  Sin embargo, el momento más relevante de su intervención fue cuando dijo "Nosotros no somos una coyuntura electoral: somos una fuerza histórica y politica" y luego reconoció a la oposición como otra fuerza política. En adelante, una intervención de contraste hizo que Rodríguez le preguntara a la bancada opositora qué proponían, qué habían hecho durante los meses de 2016, hasta cuestionar la reunión de Jesús Torrealba en torno al diálogo propuesto por El Vaticano y la reacción del liderazgo en redes sociales como una muestra de falta de coordinación. "Tienen que dejar de hacer política prestándole atención a las redes sociales". Para cerrar, usando una alegoría difícil, Rodríguez terminó comparando el momento actual del chavismo con lo más duro de la Campaña Admirable. Una alegoría que debe leerse con cuidado. [Reportería de @WillyMcKey y foto de Diego Vallenilla @dieguisimo]
79 likes
  • prodavinciCuando Héctor Rodríguez sube a la tribuna de oradores, Julio Borges sube y algo le dice a Henry Ramos Allup. Rodríguez entra en la dinámica retórica propuesta por la oposición y comienza repasando la intervención de William Dávila para reprochar luego el momento en que la directiva sacó los pendones con la imagen Hugo Chávez y del rostro en 3D de Simón Bolívar para sustituirlos por el Bolívar a cuerpo entero que hay ahora en los espacios abiertos. Sin embargo, el momento más relevante de su intervención fue cuando dijo "Nosotros no somos una coyuntura electoral: somos una fuerza histórica y politica" y luego reconoció a la oposición como otra fuerza política. En adelante, una intervención de contraste hizo que Rodríguez le preguntara a la bancada opositora qué proponían, qué habían hecho durante los meses de 2016, hasta cuestionar la reunión de Jesús Torrealba en torno al diálogo propuesto por El Vaticano y la reacción del liderazgo en redes sociales como una muestra de falta de coordinación. "Tienen que dejar de hacer política prestándole atención a las redes sociales". Para cerrar, usando una alegoría difícil, Rodríguez terminó comparando el momento actual del chavismo con lo más duro de la Campaña Admirable. Una alegoría que debe leerse con cuidado. [Reportería de @WillyMcKey y foto de Diego Vallenilla @dieguisimo]

Log in to like or comment.